jueves, 14 de enero de 2010

ENTREVISTA RAMÓN RODRÍGUEZ (THE NEW RAEMON)

ENTREVISTA RAMÓN RODRÍGUEZ (THE NEW RAEMON)

The New Raemon presentarán su nuevo disco La dimensión desconocida (BCore 09), el próximo jueves 14 de enero en Huesca (C.C. El Matadero) y el viernes 15 de enero en Zaragoza, Café Hispano. Ramón Rodríguez, cantante y compositor, nos acompaña al teléfono.

Escuchar entrevista:






En La dimensión desconocida la faceta de cantautor deja paso al formato de banda. Por qué este cambio?
Llevo tocando con ellos un par de años. Entonces cuando escribí el primer disco inicialmente lo iba a grabar yo solo pero se fueron apuntando y me encontré que cuando estaba escribiendo el segundo lo hice pensando en que ellos iban a tocar en el disco.

Se pueden compaginar perfectamente los dos?
Yo creo que sí porque las canciones son las mismas que las maquetas. De hecho hago muchos bolos sin ellos por presupuesto o porque ellos no pueden al estar metidos en otros grupos. Quizá a lo mejor no tiene tanta gracia porque en el disco hay más cosas.

La dimensión desconocida, el título transmite misterio y oscuridad. A qué se debe ese enfoque misterioso?
Pues porque el primer disco era muy explícito, se sabía perfectamente de lo que se estaba hablando y no había misterio alguno. Entonces dije, en este me voy a reprimir un poco y voy a esconder de qué narices estoy hablando. Yo se muy bien de lo que hablo pero la gente puede interpretar la canción a su manera que también tiene su gracia. Pero depende qué canciones me da hasta vergüenza tocarlas pero la gente las pide.

La portada es obra de Martín Romero y me parece fantástica. Qué es lo que se ha querido representar?
Con el primer disco Martín escuchó las canciones y la idea fue hacer un disco-libro-cómic con una historieta inspirada en cada canción. Y para este disco quise hacer una cosa muy distinta. Todavía estaba escribiendo cuando le encargué la portada y ya sabía el título y entonces para ganar tiempo le dije: “Mira Martín el disco se llama así y más o menos habla de esto, no te voy a pasar ni letras ni nada” (risas). La dimensión desconocida viene a ser un poco la parte oculta o amarga que cada persona tiene y lo lleva dentro. Lo que pasa es que a veces el mal no triunfa tanto entre la gente (risas). Entonces a raíz de esto él interpretó esta portada que es increíble. Y en vinilo ya es alucinante porque está pensado para verlo en vinilo.

Te gusta cuidar la presentación de tus discos. Cómo lo has hecho en este último?
En este disco el CD era mucho más sencillo. Pienso que este formato ha pasado a ser como una especie de flyer y eso que todavía hay CD’s muy chulos. Pero a estas alturas piensas que prefieres gastarte el dinero en hacer un vinilo bien bonito y hacer un CD que esté bien. Y es que además se están vendiendo muchos vinilos. Llevamos 2500 copias vendidas y de esas unas 300 son de vinilo. Precisamente hace diez años vendí 30 copias con Madee y ahora he vendido el resto de las 400 que hice (risas).

Me han gustado mucho “Estupendamente” y “Por tradición”. En “La recta final” has dejado grabar a una de tus hijas. Han sido fuente de inspiración en alguna canción?
En el primer disco sí que hubo alguna canción inspirada en ellas. Pero esa grabación es antigua y tiene ocho años. Era mi hija cuando tenía 5 años que aprovechaba para venir a las grabaciones de mis maquetas y me decía “Quiero grabar, quiero grabar”. Y es un pequeño fragmento de todos los monólogos que ella grabó en casa.

He seleccionado 3 temas: “La siesta”, “El fin del imperio” y “Dramón Rodríguez”. Podrías hablarme de ellas?“Dramón Rodríguez” es una canción que tiene la guasa de reírte del nombre porque todo el mundo dice que soy muy llorón y me estoy quejando. Entonces yo mismo me río del personaje. Está basada en mi propia experiencia laboral en los años 90 cuando estuve de jefe de producción en una fábrica. Pude hacer dinero, comprar una casa y hacer vida occidental con mi novia. Pero era muy infeliz en ese aspecto. No estaba haciendo lo que yo quería hacer.
“El fin del imperio” habla de esto mismo, del mundo occidental, de la sociedad del hombre blanco y de su fin inminente.
“La siesta” es una canción conciliadora con un amigo que tengo con unas rencillas personales.

Este nuevo año tendremos un “Nuevo Ramón” o vas a continuar con el castellano? Es más fácil para ti expresarte en esta lengua?
La verdad es que sí. Me siento un poco imbécil porque he estado diez años haciendo canciones en inglés y esforzándome mucho. Me costó hacer el cambio. En casa de pequeño escuchaba música de fuera y algunas cosas en catalán como Lluis Llach o Serrat. Y en los ochenta me gustaba Loquillo, El Ultimo de la Fila, Radio Futura, típicos grupos que estaban bien y no había otra cosa. Pero no tenía tantos referentes de aquí con los que mirarme al espejo. Y por eso empezamos tanto yo como un montón de grupos a cantar en inglés porque éramos más “guays”. Lo bueno de ahora es que se ha perdido el complejo ese “nacional” como que lo de aquí es malo y estamos comenzando a recuperar la identidad de nuestra cultura. Y creo que eso es bueno.

Vuestro disco ha sido considerado como uno de los mejores según la prensa musical independiente de este país. Qué supone esto para ti?
Ha sido una sorpresa porque haces un disco sin esperar mucho de ello. Yo se muy bien cómo hago las canciones y se lo que me cuesta. Lo hago lo mejor que puedo sin unas aspiraciones muy grandes. Cuando era más joven tenía más ambición y tampoco reportaba nada bueno. Cuanto más alto tires más grande es la decepción. Entonces en ese aspecto he hecho una involución (risas). No esperaba absolutamente nada porque lo hice para mi y a duras penas el primer lo pude sacar en BCore porque no sabían si gustaría y a partir de ahí cayó bien y todo ha ido hacia arriba. Lo he podido disfrutar mucho más porque no esperaba nada. Y la ironía es que ahora me estoy ganando la vida de lo que me gusta y con esta filosofía. A diferencia que en Madee que nos poníamos metas muy altas y no conseguimos nada. El idioma ha sido clave, la sala llena y todo el mundo cantando. La gente conecta y tú conectas con la gente, qué tontería después de tantos años!

Estuvisteis en el Monkey Week del Pto. De Sta. María, qué te pareció aquel encuentro de profesionales de la industria musical independiente de España?
Pienso que es una cosa que está bien que exista. En principio quiere ser como una especie de South by Southwest de Austin versión cañí. Estaba hecho con toda le mejor intención del mundo y tampoco había mucho presupuesto para hacerlo. Pero si lo siguen haciendo yo creo que es una cosa que va a generar un movimiento así. Está bien que haya un escaparate anual con programadores de España y fuera de España que vengan aquí para ver lo que se cuece. Es algo parecido a lo que tenemos en Cataluña como “El Mercado de Música Viva de Vic”. Es interesante que la propia industria independiente que es la que montó este tinglao se valore un poco. Eso es lo bueno del festival. Ya no voy a entrar en si estaba mejor o peor organizado. Pero al ser una primera vez siempre es normal que haya deficiencias.

Mucha suerte en vuestro periplo por tierras aragonesas espero que el tiempo lo permita. Vendréis con banda?
Sí, voy con banda. Nos vemos el viernes en Zaragoza.

Rubén Vela
RCL Zaragoza


Agradecimientos: El Fantasma Producciones

1 comentario:

Javi dijo...

Saludos! Me pareción muy buena vuestra entrevista que la he enlazado en mi blog. concretamente en la entrada que le dedico a The New Raemon, con su disco "La Dimensión Desconocida".

http://miopinionmusical.blogspot.com/2010/04/new-raemon-la-dimension-desconocida.html

espero que os guste

Gracias

Javi